¿Qué son los gastos comunes de un departamento?

Cuando se vive en un departamento es necesario pagar por ciertos gastos que resultan comunes para todos los copropietarios del edificio con el objetivo del mantenimiento de la propiedad. Según expresa la ley de copropiedad inmobiliaria de Chile los gastos comunes es aquel gasto que forma parte del condominio para la mantención, reparación y funcionamiento adecuado de los bienes y servicios.

Los gastos comunes representan el pago por todos los copropietarios para el mantenimiento adecuado de los bienes y servicios que son común de la comunidad, y pueden ser ordinarios como son el agua, las escaleras, ascensores, gas, luz entre otros más y extraordinarios como nuevos proyecto de mejoras, donde estos acuerdos suelen expresarse en el reglamento de la administración del edificio.

Qué tipo de gastos comunes de un departamento existen

En el pago de condominio de un departamento suele estar incluidos los gastos comunes de los copropietarios de manera de mantener en buen estado los bienes y servicios que comparten las personas.

Existen dos tipos de gastos comunes de un departamento que comparten los copropietarios y que está establecido en la ley de copropiedad inmobiliaria de Chile que son:

  • Gastos comunes ordinarios: este tipo de gasto resulta del pago de los copropietarios a la administración del condominio con el fin de mantener en perfecto funcionamiento los bienes y servicios del edificio.

Dentro de los gastos ordinarios se incluye el pago por todos los servicios en los que están los gastos administrativos referentes al pago del personal de aseo, administración, conserje. Aquí también están anexos los gastos de mantenimiento de los espacios comunes como piscina, ascensores, pinturas de la fachada.

Estos gastos ordinarios también abarcan los gastos de reparación de alguno de los bienes de la comunidad, además de los gastos de servicios de uso común como luz, gas, agua que sean utilizados en los espacios del edificio.

  • Gastos comunes extraordinarios: este tipo de gastos se refieren a nuevos proyectos específicos de mejoras del edificio pero no son necesarios para el adecuado funcionamiento.

Cómo se puede hacer el cálculo del pago de los gastos comunes

A pesar de que las áreas comunes de una comunidad pueden ser utilizadas por los diferentes copropietarios como la piscina, los quinchos, ascensores, el pago de los gastos comunes se rigen según los m2 de cada departamento.

Teniendo entonces, de acuerdo a la ley de copropiedad inmobiliaria que el cálculo de los gastos comunes resulta de la suma del monto de todos los gastos comunes ordinarios más los gastos comunes extraordinarios en caso de estar presente, y estos se dividen entre los m2 del espacio habitable del inmueble de cada copropietario.

Es decir, que el cálculo del pago de los gastos comunes de cada copropietario según la ley de copropiedad inmobiliaria de Chile será de acuerdo al tamaño de cada departamento, resultando que el monto a pagar por los copropietarios puede ser diferente.

Qué pasa por no pagar los gastos comunes

Todos los miembros de una comunidad deben pagar los gastos comunes de acuerdo a la ley de copropiedad inmobiliaria y al reglamento de copropiedad siendo este pago obligatorio por cada copropietario.

Existen casos en los que los copropietarios de un departamento no cancelan la cuota del pago de los gastos comunes en los cuales la administración de dicha comunidad puede aplicar diferentes medidas para evitar el retraso en el pago.

Existen tres tipos de medida que la administración de una comunidad puede aplicar a los copropietarios en caso de no pagar los gastos comunes, como es:

  • Interés por el retraso en el pago: aplicado a los copropietarios que presente retraso en el pago de los gastos comunes aplicándose el máximo convencional.
  • Suspensión de los servicios básicos: la aplicación de esta medida puede ser ejecutada a los copropietarios que presenten retraso en el pago de más de tres cuotas de acuerdo a la ley de copropiedad inmobiliaria de Chile, con suspensión del servicio de agua, luz y/o gas.
  • Demanda civil: este tipo de medida por lo general se aplica a los copropietarios que a pesar de las medidas previas aun no hacen el pago de los gastos comunes, pudiendo conllevar hasta la venta del departamento para cancelar la deuda.

Estás viendo https://15clasicosdechile.cl tu portal inmobiliario – Todos los derechos reservados